. . .

Tener instalado un buen escudo de seguridad puede ser un elemento que destaque ante un posible robo, actualmente, los cerrajeros Sabadell indican que la seguridad de una puerta no solo depende del material con el que ha sido fabricada, también depende de otros elementos como las cerraduras, bisagras, etc.

El escudo de seguridad es un elemento que se instala para proteger la propia cerradura contra ataques con métodos violentos como la rotura, el taladro o la extracción, cualquier método de robo puede ser frenado por este tipo de dispositivos de seguridad.

¿Que es un escudo de seguridad y cuáles son sus partes?

 

Los escudos de seguridad son dispositivos metálicos que se colocan rodeando totalmente la cerradura, generalmente están fabricados con materiales resistentes a diferentes tipos de ataques como el intento de rotura del cilindro mediante golpes, palancas, el taladro o la extracción forzada del mismo.

Los escudos son un plus de seguridad para nuestras puertas, ya que están específicamente diseñados para resistir ataques de vandalismo y alargar el tiempo de acción del ladrón lo máximo que se pueda, con el firme objetivo de que el desista de robar la propiedad.

Por otra parte, es importante hablar del factor seguridad, los escudos están diseñados bajo criterios estéticos, ya que de forma discreta pueden embellecer la puerta y no desentone con el resto de la decoración principal. Por ende, existe una gran variedad de escudos pero las partes del mismo van dependiendo del grado y del modelo:

Espinas aceradas: el material de este tipo de escudo es de acero y giratorio, su función es parecida a la del rotor, pero su diámetro es mayor, por lo tanto evitará el taladro con fresadoras en forma de círculo.

Rotor giratorio: es una parte del escudo que también es conocida como lenteja, al ser giratoria hará que sea muy difícil taladrar, es importante el material de esta parte, además los escudos de seguridad suelen ser de cero y cuanto más resistente sea mas costara romperlo.

Bolas de acero: la función de ellas es proteger los tornillos que fijan el escudo a la puerta con el firme objetivo de evitar que sea desmontado por los ladrones.

Base abocardada: es importante que solo puede ser instalada en puertas acorazadas, esta placa se instala entre la cerradura y la puerta, esto permitirá roscar directamente, haciendo que se fije de forma perfecta evitando de todas las formas posibles su extracción.

Placas de acero al manganeso: es una placa de escudo que sirve para la protección del bombín y su alta resistencia al impacto y el endurecimiento o la abrasión, este será un elemento que le hará muy difícil la apertura al ladrón.

Revestimiento de acero: es un cuerpo totalmente cementado y bloqueado con un tratamiento termoquímico que hace que sea un elemento difícil de romper.

Finalmente, para escoger el mejor escudo de seguridad hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes como el tipo de inmueble, si es un local comercial o una residencia que se vista habitualmente, además hay que considerar en qué zona está ubicado y si es una zona con un elevado nivel de robo.

 

error: Content is protected !!